Inicio de sesión
Skip Navigation LinksUniversidad Cooperativa de Colombia > Sala de Conocimiento > 2016 > Ingeniería Industrial y disponibilidad global de agua

​Agua potable

Ingeniería Industrial y disponibilidad global de agua

Ricardo Pereira 1.jpg

Ricardo Ignacio Pereira Martínez

Profesor Facultad de Ingeniería Industrial
Ingenierio Industrial                                                                                                                                     
Administración Financiera                                                            
Maestrante en Ingeniería Ambiental              


La disponibilidad de agua dulce está limitada en un 2,53% del total de agua planetaria siendo que en la actualidad el 0,769% está al alcance de la disponibilidad humana para todas sus actividades. Este valor representa aproximadamente 10.658.340 Km3 de agua de los cuales el 87% está contenido en lagos, el 11% en pantanos y el 2% en los ríos (COMUNIDAD PLANETA AZUL, Op Cit).

Si por otra parte se tiene en cuenta que el 70% del agua dulce superficial disponible del planeta, según UNESCO, es utilizada en labores agropecuarias que extraen una parte de ella y la incorporan en los productos que son transferidos hacia diversas formas de consumo; el remanente que retorna a las fuentes hídricas naturales, en gran parte reducida y generalmente contaminada a causa de la agregación de diversos tipos de fertilizantes, de agrotóxicos y de otras sustancias sintéticas peligrosas, propias de los usos y costumbres de producción agrícola (UNESCO, 2012). Según la Organización Mundial de la Salud, 2.600 millones de personas viven en condiciones insalubres y no tienen acceso al agua potable, cifra que según las proyecciones de esta misma organización puede llegar a 7 mil millones en el año 2050 (PNUD, Colombia, 2012).
drinking-fountain-87478_1920.jpg
     Imagen tomada de: http://bit.ly/2gaHPIO

Tales condiciones plantean una dicotomía problemática frente a la disponibilidad de agua potable, pues por una parte se requiere la preservación de las fuentes naturales no contaminadas, a las cuales el ambientalismo les ha concedido un alto valor ético; y por otra parte, se plantea la necesidad de utilizar las aguas crudas de fuentes disponibles, modificando sus características originales mediante procesos asociados al consumo, para luego ser retornadas al ambiente, habiendo recuperado sus condiciones de calidad suficientes como para considerarla limpia.

Otro aspecto determinante en la relación uso-conservación del agua , está condicionada por el hecho de que las aguas poseen diversas características en función de la diversidad de sus fuentes, de hecho una misma fuente acuífera puede cambiar de características según el sitio de su cauce y la intervención de los factores ambientales naturales o artificiales (MUÑOZ y RODRIGUEZ, 2005); de manera que las técnicas aplicadas en los tratamientos, si bien se aplican dependiendo de una análisis diagnóstico inicial de la calidad de agua disponible, deben poseer unos rangos de intervención lo suficientemente amplios para que se ajusten a esas diferentes circunstancias, con un costo de implementación y de operación razonables que justifiquen un consumo, tratamiento y retorno seguros y suficientes (SIERRA P. Bogotá, 2011).

La complejidad de las actividades humanas hace necesaria la disponibilidad de agua potable en cantidad y de calidad suficientes para satisfacer el sistema que la demanda, además que con unas condiciones higiénicas y organolépticas suficientes que le permitan ser consumidas o procesadas sin ningún riesgo para la salud humana.

Para este fin, el estudio de la calidad del agua, cuando hace su descripción cuantitativa, aporta una lista detallada de especificaciones físicas, químicas y biológicas que deben estar contenidos en una muestra de agua ideal representativa; por tanto el estudio de  la calidad del agua corresponde con un estudio comparativo, relativo a un determinado estándar generalmente fijado por una norma (SIERRA R., Bogotá, 2011).

Ante el primer escenario que describe la problemática de la disponibilidad de agua, surge un segundo escenario, el del problema de la reducción de su disponibilidad por causa de la contaminación de origen xenobiótico;  escenario en el que la comunidad científica e industrial investiga  en la recuperación de la calidad del recurso, aplicando técnicas de remoción de contaminantes, como una, de varias alternativas posibles aplicables al tratamiento de aguas residuales o al tratamiento del agua potable.

La tecnología de bio-filtros, es una de las áreas de investigación vanguardista en el tema de depuración de agua, pues aprovecha o replica de manera deliberada, las propiedades selectivas que posee la pared de las células,  para hacer la separación de sustancias indeseables disueltas en el agua.

A este importante conjunto de investigaciones se suman las investigaciones que ocupan al grupo de investigación ESLINGA del programa de Ingeniería Industrial de la sede de Pasto; que atendiendo a la problemática ambiental que en Colombia supone el uso de glifosato en una gran extensión del territorio nacional; aborda el problema de la remoción de la sustancia de los cursos naturales de agua, aplicando una alternativa biotecnológica de tratamiento que evalúa la eficiencia que tendrían las fibras de la Luffa cylindrica para remover el contaminante. 

Igualmente ha emprendido el tema de investigar en tecnologías adaptativas al cambio climático que desde una visión industrial, faciliten incrementar la oferta de agua potable disponible, comprometiendo intereses en biotecnología para la desalinización de agua marina, captura de agua desde las nubes, utilización industrial de lixiviados para reducir su presencia contaminante en la matriz ambiental de los rellenos sanitarios y un PRAU (proyecto ambiental universitario) que pretende innovar en una pedagogía urbana, que estimule la sensibilidad ambiental de los ciudadanos para reducir el impacto de sus vertimientos de aceites residuales de cocina hacia el río Pasto.


Ir arriba