Inicio de sesión
Skip Navigation LinksUniversidad Cooperativa de Colombia > Sala de Conocimiento > 2016 > Tres errores en la selección e incorporación de contenidos

Academia​

Tres errores en la selección e incorporación de contenidos

Alvaro Mejia.png

Álvaro Hernán Mejía Mejía

Profesor Tiempo Completo, Cartago
Abogado
Especialista en Derecho Probatorio


Desde hace más de una década, acumulo experiencia en la actividad docente, casi toda ella concentrada en la enseñanza del Derecho a nivel de pregrado; reflexionando sobre ese acervo experiencial, constato, naturalmente desde mi particular perspectiva, la existencia y persistencia de diversos errores en el enfoque pedagógico y la gestión didáctica en el proceso de enseñanza aprendizaje, en particular en la selección de los contenidos con los que se estructura la arquitectura de los cursos.

El primer error es el “teoricismo extremo” (Te).  Este se presenta cuando el docente se enfoca exclusivamente en los elementos del contexto del tema (sin alcanzar o penetrar el núcleo del mismo), o en los principios y valores que informan el sistema conceptual respectivo, o en los elementos históricos y conceptuales fundamentales sin abordar los elementos intra-temáticos más profundos (profundización insuficiente). En síntesis, el (Te) se presenta cuando se dan los casos de: a) Profundización inexistente: exclusivamente aborda elementos contextuales del tema sin penetrar en los temas nucleares del mismo; b) Profundización insuficiente: aborda los elementos más superficiales del sistema conceptual (sus principios o valores, o los elementos históricos y conceptuales fundamentales), sin alcanzar, por ejemplo, en el caso de la enseñanza del Derecho, elementos normativos y jurisprudenciales.

El (Te) acarrea que el egresado al iniciar su ejercicio profesional carezca de competencias técnicas para desempeñarse con idoneidad y efectividad.

Errores en la gestion del docente.jpg
El segundo error es el “practicismo extremo” (Pe). Este se presente cuando el docente no aborda elementos contextuales, ni dentro del sistema conceptual respectivo profundiza en los elementos axiológicos, nomoárquicos, históricos y conceptuales fundamentales, sino que exclusivamente se centra en los aspectos técnicos, operativos y metodológicos de la cuestión. Constituye un error por ausencia de contextualización y fundamentación y permite que lo procesual se admita acríticamente, como algo que simplemente “es”, obstaculizando comprender el origen, justificación y evolución de la técnica de que se trate.

El (Pe) no permite que el egresado disponga de elementos para abordar con versatilidad y flexibilidad su ejercicio profesional, puesto que su universo intelectual se encuentra extraordinariamente limitado a los aspectos técnicos, procesuales y metodológicos.

El tercer error es el “posgrado anticipado” (Pa). Este se presenta cuando el docente no comprende la progresividad en la construcción del conocimiento y parte de un nivel inadecuado para abordar, sin más, temas altamente especializados o de extraordinaria profundidad, que finalmente no son pertinentes en el periodo formativo del pregrado. Si bien, esta estrategia suele ser atractiva e imprime cierta aura de superioridad académica, no le permite al estudiante tener una visión completa del sistema conceptual del tema o la materia en estudio. Además, el estudiante no suele disponer de un contexto ni contar con los fundamentos para asimilar y comprender los conocimientos y muchas veces se desanima por que no alcanza calificaciones adecuadas por El (Pa) crea en el egresado la falsa ilusión de contar con una formación profunda, pero por la fragmentación intelectual que esta implica, realmente tropieza con graves dificultades para comprender el contexto general y la fundamentación del sistema conceptual.

Finalmente, en la selección de los contenidos de curso se hace necesario incorporar y equilibrar todos los elementos constitutivos del mismo, desde los elementos de contexto, hasta los axiológicos, nomoárquicos, los conceptos generales fundamentales y los aspectos técnicos, metodológicos, procesuales, canónicos y normativos, dentro del ámbito de los conocimientos previos que naturalmente correspondan al nivel de estudios.


Ir arriba